Ves al contingut principal

Entrades

S'estan mostrant les entrades d'aquesta data: 2011

¿Presión? ¿Perfeccionismo? Llámalo “X”

Coloco los pies allí, aguanto el bloqueo, levanto la mirada a la siguiente presa sin perder el equilibrio, con un sutil movimiento cojo el siguiente agarre y continúo impávida, sin darme cuenta de que he ejecutado el movimiento a la perfección.
Así escalo cuando fluyo, me vacío de mí misma, me olvido de quien soy y dejo que la técnica, la experiencia, la fuerza y todo el resto de aptitudes se apoderen de mi cuerpo. Me hacen olvidar quien soy, me hacen olvidar mis obligaciones y compromisos y sólo escalo. En realidad, no soy yo quien escala, en realidad un cuerpo que no parece el mío, me transporta a un viaje de roca, magnesio y posturas que desconozco.

¡Escucha!

- ¿Para qué escribes?

- Escribo para que me escuchen

- ¿Cómo van a escucharte si sólo escribes?

- ¿Cómo van a escucharme si lo único en lo que están pensando es en la respuesta que deben darme?

No sólo escribo para mí, escribo para que me escuchen, escribo porque en este mundo de individualismos, de consumo, de velocidad, no tenemos tiempo ni para escucharnos ni para reflexionar las palabras que acaban de decirnos, sólo nos han enseñado a replicar y quien replica más rápido parece que es mejor.

Perder las hojas

Hace unos días inicié un cruce de conversaciones virtuales con Pekas acerca de algunos temas que me inquietaban.
Entre muchos de los temas de los que hablamos, surgió el tema de las pérdidas. Le pedí permiso para publicar su reflexión:
"La pérdida, no es sólo pérdida. Las hojas caen de los árboles porque necesitan prepararse para el duro Invierno. La savia baja de la copa de los árboles porque se la necesita en tronco y en raíces. Los osos se echan a dormir. La pérdida es una una oportunidad de cambio y de renacimiento, de crecimiento. Una vez el Yang ha alcanzado su pleno apogeo, la culminación del calor, es el momento de que el Yin inicie su etapa de crecimiento. Es hora del "balance", el frescor del otoño invita a recogerse. Es sano "respetar" y saber escuchar esa energía."
Después de esa reflexión pensé en mi propia metáfora y vino a mi mente un vaso. Un vaso lleno no puede contener nada más, debe vaciarse para recibir nuevas cosas. Podemos aferrarnos a vie…

Cachorritos diferentes

Un tendero estaba clavando sobre la puerta de su tienda un letrero que decía "Se venden cachorros". Letreros como ese tienen una atracción especial para los niños pequeños y efectivamente, un niño apareció bajo el letrero del tendero.

- ¿Cuánto cuestan los cachorros? -preguntó. -Entre treinta y cincuenta euros- respondió el tendero.

El niño metió la mano en su bolsillo y sacó algunas monedas, -tengo dos euros con treinta y siete céntimos- dijo -¿puedo verlos, por favor?

El tendero sonrió y silbó, y de la caseta de los perros salió "Dama", que corrió por el pasillo de la tienda seguida de cinco pequeñitas, diminutas bolas de pelo. Un cachorro se estaba demorando considerablemente. El niño inmediatamente distinguió al cachorro rezagado: ¡era cojo!.

Metamorfosis

Extraído del libro "La Técnica Metamórfica" de Debbie Shapiro y Gaston Saint-Pierre.

Foto de Carolina Leal
La vida es un factor que lo impregna todo y, a su vez, lo supera; es y actúa como un poder de la materia, y a dicho poder lo denominamos fuerza vital. La vida es creación, y de la creación surge el movimiento: el movimiento es cambio, y es la fuerza vital la que sustenta este cambio dentro de los diversos ciclos de la existencia, ya se trate de un árbol, un planeta o un ser humano. Ningún estado es permanente; por lento que sea, siempre está experimentando un cambio. (...)
Podemos establecer una comparación entre la vida y el agua, un fluido capaz de adoptar forma de hielo, vapor, río o mar. Entre todas sus formas, existe una continuidad, a muchos niveles diferentes – molecular, atómico, etc.-; pero, sin embargo, es posible que, en el río que fluye corriente abajo, las aguas se encuentren con ciertos obstáculos, como piedras o ramas. De todos modos, la realidad del río sie…

Decálogo para amarse y amar

1- Te quiero no por quien eres, sino por quien soy cuando estoy contigo.

2- Ninguna persona merece tus lágrimas, y quien las merezca no te hará llorar.

3- Sólo porque alguien no te ame como tú quieres, no significa que no te ame con todo su ser.

4- Nunca dejes de sonreír, ni siquiera cuando estés triste, porque nunca sabes quien se puede enamorar de tu sonrisa.

5- No pases el tiempo con alguien que no está dispuesto a pasarlo contigo.

6- Quizá Dios quiere que conozcas mucha gente equivocada antes de conocer a la adecuada, para que cuando la encuentres, sepas estar agradecido.

7- No llores porque ya se termino, sonríe porque sucedió.

8-Siempre habrá gente que te lastime, así que sigue confiando y sé más cuidadoso en quien confías dos veces.

9- Sé cada vez mejor persona y asegúrate de saber quien eres ántes de conocer a alguien más y esperar que esa persona sepa quien eres.

10- No te esfuerces tanto, las mejores cosas suceden cuando menos te lo esperas.

Gabriel García Marquez

El fin de la buena onda

Me disculpará la persona que inventó la historia de la señora en la sala de espera del aeropuerto y las galletas, porque voy a modificar y ampliar el final.
No soy de naturaleza derrotista, me considero positiva y llena de energía capaz de empujar a quien lo necesite. Pero hoy, por una conspiración del universo, me ha llegado esta historia que ya conocía y que me ha hecho reflexionar un poco más allá de la moraleja del cuento original. ¡Ahí va!
Una señora estaba esperando su vuelo en la sala de espera de un gran aeropuerto. Como tenía que esperar bastante, se fue a comprar un libro y un paquete de galletas.
Al volver, se sentó en una de las salas a leer tranquilamente. Dos asientos a su lado, se sentó un hombre con una revista y empezó a leer. Entre ellos dos se quedaron las galletas.
Cuando ella cogió la primera galleta, el hombre cogió una. Ella se sintió indignada, pero no dijo nada, solo pensó: “¡qué descarado!” Si no estuviera tan cansada, le hubiera dado una bofetada que no olvidarí…

Yin Yang

La teoría del Yin y del Yang surge a partir de la simple observación de la naturaleza y describe el hecho de que todos los fenómenos naturales tienen su propio opuesto que lo complementa.

Ninguna entidad puede ser aislada de su relación con otras entidades; ninguna cosa puede existir en y por sí misma. No hay absolutos. Yin y Yang deben, necesariamente, contener dentro de sí mismos la posibilidad de oposición y cambio.

Todas las cosas son contempladas como parte de un todo y son necesarias para que sus opuestas existan.

El Yin significa originariamente el lado sombrío de la montaña. Se asocia a cualidades como el frío, el descanso, la sensibilidad, la pasividad, la oscuridad, la interioridad, las partes bajas, las partes más internas y la disminución.

Aprender

Kaptchuk, Ted "Medicina china. Una trama sin tejedor" p. 13

"La superioridad y autoridad de la persona maestra no precisa tarimas. La maestra y la discípula se escuchan con atención. No se trata de la relación entre quien sabe y quien ignora, sino entre quien tiene un fino discernimiento y quien apenas distingue los grandes rasgos; entre quien conoce el terreno y la persona recién llegada. La maestra afina los sentidos de la alumna, la enriquece con nuevas percepciones, la guía por el pequeño cosmos del ser humano y le muestra qué resortes se deben pulsar para restablecer la armonía."

Librarme de ti para amar

Estoy harta de que nuestras normas sociales se metan hasta en nuestro concepto de amor. Entendemos el amor como algo finito, como si pudiésemos consumir amor, como si fuera escaso y nos pudieran quitar ese amor de las manos. Como si pudiésemos acumular o poseer ese amor.
Es entonces cuando la religión o la sociedad inventa palabras como celos o infidelidad. ¿Qué quiere decir infidelidad? El amor es infinito y queremos a muchas personas. ¿Sólo se es fiel si se quiere a una sola persona? Eso no tiene sentido, eso es dependencia, no amor.
El amor sólo puede darse. No estoy segura ni de que se pueda recibir. Cuando amamos esperando que nos amen a cambio, eso no es amor. Eso es puro egoismo. Cuando amamos para proyectar un futuro o para que la persona amada actúe de una forma u otra, eso no es amor, eso es manipulación. El amor es un estado y la persona que está en ese estado puede emitir amor hacia otras personas.
Tú, ser puro, que, desde este momento en que estás escuchando o leyendo estas p…

El sueño del Rey

Un Rey soñó que había perdido todos los dientes. Después de despertar, mandó llamar a un Sabio para que interpretase su sueño.

- ¡Qué desgracia mi señor! - exclamó el Sabio - Cada diente caído representa la pérdida de un pariente de vuestra majestad.

-¡Qué insolencia! - gritó el Rey enfurecido - ¿Cómo te atreves a decirme semejante cosa? ¡Fuera de aquí!

Llamó a su guardia y ordenó que le dieran cien latigazos. Más tarde ordenó que le trajesen a otro Sabio y le contó lo que había soñado. Este, después de escuchar al Rey con atención, le dijo:

La reparación del carpintero

Esta es la historia de dos hermanos que convivieron en armonía durante muchos años, vivían en granjas separadas, pero cultivaban y trabajaban juntos, compartiendo maquinaria, intercambiando cosechas y bienes año tras año.

Un día tuvieron un problema. Comenzó con un pequeño malentendido que fue creciendo hasta que explotó en una amarga discusión seguida de semanas de silencio.

Una mañana un hombre con herramientas de carpintero llamó a la puerta del hermano mayor.

- "Estoy de paso por aquí y necesitaría trabajo para poder proseguir mi camino ", dijo el extraño, - "quizás usted requiera alguna pequeña reparación que yo pueda realizar"

¿Impaciencia?

¿Por qué la percepción del paso del tiempo es diferente? ¿Acaso no tenemos una vida con un inicio y un final incierto que nos apremia a vivir el instante eterno?

Conversaciones con unas y otras me conducen a reflexionar de forma recurrente en el tiempo; en mi impaciencia; en la inexorabilidad de mi vida con fecha de caducidad imprevista. No me estoy muriendo – que yo sepa, aunque afirmar que no me estoy muriendo podría tratarse de un kōan que mis maestr@s podrían plantearme (desde que nací, me estoy muriendo) – tampoco estoy triste. Sólo siento curiosidad ante la extraña placidez con la que se aplazan decisiones, se esperan momentos oportunos o simplemente se deja agotar el tiempo. La paciencia constituye una espera incomprensible para mí.

Los monjes melancólicos

Extraído de la revista Integral

A finales de los años sesenta, el doctor Alfred Tomatis fue llamado a investigar el malestar inexplicable que sufrían unos monjes benedictinos. Poco después del Concilio Vaticano II, los hermanos habían comenzado a sentirse inquietos, fatigados y algo deprimidos. Si bien los monjes estaban nerviosos por las reformas teológicas y las nuevas rutinas, sus síntomas físicos no tenían ninguna causa conocida. Después de llegar a la abadía y encontrarse con setenta de los noventa monjes “tumbados en sus celdas como trapos mojados”, Tomatis ofreció su diagnóstico: su estado era la consecuencia de haber eliminado varias horas de canto gregoriano de su rutina diaria. Antes, toda la comunidad se reunía ocho o nueve veces al día a cantar durante diez o veinte minutos seguidos. Tomatis le dijo al abad que volvieran a cantar tanto como antes. A los seis meses, los monjes se habían recuperado.

ESCUCHAR LA PROPIA VOZ
Da casi igual si se canta gregoriano, se entonan man…

Vibración de la voz

Extraído y adaptado de la revista Integral

Mata Mandir Singh, yogui y músico, estaba confundido y habló con su maestro espiritual, Yogi Bhajan. Éste le dijo:

“Todos los planetas, lunas, estrellas y sistemas solares giran en ciclos y patrones con un ritmo y armonía perfectos. Simplemente coge uno de tus instrumentos y toca con él patrones rítmicos melódicos, así llegarás al equilibrio y la armonía”.
"No abandonis mai. No importa quantes vegades o fins a quina profunditat hàgim caigut, el secret consisteix en aixecar-se una i altra vegada, netejar-nos la pols per continuar. Hem d'exercitar la nostra fe i caminar sempre darrere de la nostra estrella, sense desistir o canviar el rumb, ja que la realització del nostre somni pot estar a la propera cantonada"

Pres@ por el miedo

De Eduardo Galeano "Patas arriba. La escuela del mundo al revés" 1998

Quien no está pres@ de la necesidad, está pres@ del miedo: un@s no duermen por la ansiedad de tener las cosas que no tienen, y otr@s no duermen por el pánico de perder las cosas que tienen.

Aprender a mirar

De Joan Benach y Carles Muntaner "Aprender a mirar la salud" 2005


Mirar profundamente requiere esfuerzo y paciencia, requiere aprendizaje.

Aprender a mirar hasta llegar a ver y que se nos abran los ojos: los
de la sensibilidad y los de la razón.

(...)
Ver no es nada fácil y comprender aún lo es menos, pero con frecuencia no vemos adecuadamente, no porque no sepamos ver, sino porque no queremos ver, porque no nos dejan ver o las tres cosas a la vez.

(...)
En las ventanas del alma que son los ojos, se expresa lo más íntimo
del ser humano. Cuando la mirada percibe las condiciones humanas y
las tragedias de este mundo, los rostros revelan el dolor, el sufrimiento y
la lucha de los pueblos. Cuando eso ocurre mirar es comprender.

Encuentros con hombres notables

49'41"

"Lo que llamas aprender, si para ti significa iniciar experiencias y creencias, esas experiencias y creencias te atarán como una cuerda y te impedirán saber.

Saber sucede directamente, cuando ningún pensamiento queda entre tú y aquello que conoces y tú, te ves como eres, no como te gustaría ser."

Película de Peter Brook sobre Gurdjíeff

La casa de los mil espejos

Se dice que hace tiempo, en un pequeño y lejano pueblo, había una casa abandonada.

Cierto día, un perrito, buscando refugio del sol, logró meterse por un agujero de una de las puertas de dicha casa. El perrito subió lentamente las viejas escaleras de madera. Al terminar de subir las escaleras se topó con una puerta semiabierta; lentamente se adentró en el cuarto. Para su sorpresa, se dio cuenta que dentro de ese cuarto había 1000 perritos mas, observándolo tan fijamente como él los observaba a ellos. El perrito comenzó a mover la cola y a levantar sus orejas poco a poco. Los 1000 perritos hicieron lo mismo. Posteriormente sonrió y le ladró alegremente a uno de ellos. El perrito se quedó sorprendido al ver que los 1000 perritos también le sonreían y ladraban alegremente con él.

Sigue hambriento. Sigue alocado

Transcripción de fragmentos de las tres historias que Steve Jobs explicó en su conferencia de graduación.

La primera: Conectar puntos
(...) No puedes conectar los puntos mirando hacia el futuro, sólo puedes conectarlos mirando hacia atrás. Así que debes confiar en que los puntos se conectarán en el futuro. Tienes que confiar en algo, tu instinto, el destino, la vida, el karma, lo que sea. Porque creer en los puntos te darán la confianza de confiar en tu corazón. Esta forma de actuar nunca me ha dejado tirado, y ha marcado la diferencia en mi vida.

(...)
La segunda historia: Amor y pérdida
Tuve suerte – supe muy pronto en mi vida qué era lo que deseaba hacer. (…) Pero a veces, la vida te da en la cabeza con un ladrillo. No pierdas la fe. Estoy convencido de que la única cosa que me mantuvo en marcha fue mi amor por lo que hacía.

El teu temps és limitat

"El teu temps és limitat, no el malbaratis vivint la vida d'altres. No et deixis atrapar per dogmes i creences d'altres persones. No deixis que el soroll de les opinions alienes silenciïn la teva pròpia veu interior. I el més important, tinguis el coratge de seguir el teu cor i la teva intuïció. Ells, d'una manera o altra, ja saben el que realment vols ser. Tota la resta és secundari." Steve Jobs

Autoestima

Monografías de la Fundación Jaime Vera "Recetas de mujeres para la práctica política"


(...) La autoestima está conformada por los pensamientos, los conocimientos, las dudas, las elucubraciones y las creencias acerca de una misma, pero también sobre las interpretaciones que elaboramos sobre lo que nos sucede, lo que nos pasa y lo que hacemos que suceda. Es una conciencia del yo y del mundo marcada por la relación que tenemos de nosotras mismas.

La autoestima es un factor de supervivencia fundamental para la vida de las personas y es especialmente importante en la arena política, porque un nivel adecuado nos capacita para sobrevivir a las críticas, a los conflictos y a las relaciones difíciles con el entorno. Permite superar los momentos dolorosos y tener la confianza de que podemos modificar, de acuerdo con nuestros intereses, el curso de nuestra vida. Nos permite enfrentarnos a las situaciones complicadas o que nos dan miedo, con seguridad en las propias habilidades.

Quietud activa: "Ámame cuando menos lo merezco, que es cuando más lo necesito"

Dicen que todo aquello que estamos buscando, también nos busca a nosotr@s y que si permanecemos quiet@s nos encontrará. Lleva mucho tiempo esperándonos.

Cuando llegue, no te muevas. Descansa. Ya verás qué sucede a continuación.

Ese estado de quietud no quiere decir parálisis. Es una quietud activa, como lo diría Krishnamurti. Transcribo unos párrafos del volumen 6 de "Obras completas. Años 1933-1967":

Las capas de la cebolla

He descubierto la letra de una canción que creo que se puede aplicar como metáfora a muchas de las estructuras sociales impuestas que limitan nuestro espíritu crítico, nuestra libertad y nuestra capacidad de decisión.

Algunas personas tratamos de construir nuestra propia identidad, de forma independiente a aquello que nos rodea y, antes o después, nos damos cuenta de que es imposible. Somos como una cebolla. Cada capa es una experiencia, un aprendizaje o una persona que nos ha influído para forjar nuestra forma de ser.

Estamos tan impregnad@s de todas esas influencias que cuesta discernir qué nos gusta, qué nos disgusta, qué queremos y qué no queremos. A menudo, libramos verdaderas batallas internas para tomar conciencia de aquello que tenemos tan asumido como propio que ni siquiera somos capaces de identificar para poder librarnos de ello o aceptarlo.

Para más INRI (utilizo INRI porque me parece una verdadera tortura), tenemos a nuestro alrededor toda una serie de instituciones que…

La esencia de las cosas

Era Invierno. Tan Sia iba de viaje hacia el Sur y el guardián de un templo, situado junto al camino, le permitió pasar allí la noche. Hacía un frío muy intenso, y Tan Sia, incapaz de dormir debido a las bajas temperaturas, cogió una estatua de madera del templo, la hizo astillas y encendió una fogata para calentarse. Cuando lo vio, el guardián del templo se quedó estupefacto.

- ¿Cómo te atreves... - le dijo hecho una furia- a quemar una estatua del Buda?

- Busco la esencia sagrada de todas las cosas - respondió Tan Sia sin inmutarse, mientras removía las brasas con su bastón.

- ¿Cómo vas a encontrarla si estás quemando un Buda de madera? - replicó el guardián en el mismo tono de indignación.

- Si la esencia no está ahí dentro, ¿quieres, por favor, acercarme aquellas otras dos estautas para avivar la hoguera?

Fuente: El Bosque Mitago

Crisálida metamorfoseando

Hace poco estuve ensayando una vía. Pocas veces he dividido una vía en secciones para intentar descifrar los movimientos, hacerlos y, finalmente, tratar de encadenarlos. No puedo decir que nunca he probado una vía, pero sí puedo decir que nunca me la había planteado así, a trozos. He aprendido mucho, confieso que no encadené. Pero aún así, he traspasado mi zona de confort y he vuelto a transgredir, he vuelto a transformarme.

Lo más sorprendente ha sido mi cambio de actitud. Antes de esta nueva experiencia, no podía repetir mucho una vía. Mi autoexigencia bombardeaba mi cabeza cuestionando si sería capaz, si no me estaba colgando en una vía demasiado exigente para mí, si me había pasado o si la vía me venía grande. Así que yo misma me convencía de que no valía la pena forzar una vía que se me resistía y cuando no me salían relativamente rápido, las abandonaba para dedicar mis esfuerzos a vías que no me costaran tanto.

Intento escalar todo tipo de vías, en todo tipo de roca y me enca…

Fórmulas mágicas y universales

A veces, tengo ideas geniales (al menos eso es lo que me parecen a mí); de forma excepcional, intuyo que son revelaciones. Me encanta pensar en la frase de T. Edison: "la creación es un 10% de inspiración y un 90% de transpiración"; creo que la suerte o la iluminación o la revelación sólo llega si estamos predispuest@s activamente a recibirla. Quizá hoy esté hablando en un plano algo metafísico, pero a estas alturas, sé que hay posts o textos que sólo llegan a quienes necesitan recibirlos.
Ahora entro en materia y concreto un poquito más, pero necesito contextualizar y poner orden en mi caos mental.
Recuerdo un post que me inspiró en el Bosque Mitago, sus palabras fueron reveladoras para mí. Inspiraron ideas que seguramente yo ya había reflexionado de algún modo y aquel texto acabó de hacer el clic que necesitaba. Lo mismo me acaba de pasar con la intencionalidad del post de Un Petit Calfred de l'Ànima.
El caso es que llevo días pensando en los típicos manuales de có…

Arroz clavado en la aguja

"El Perro Mongol" extraído por 道 de un petit calfred de l'ànima

La abuela le dice a la niña: “Coge esta aguja y un puñado de arroz del bol. Tira el arroz sobre la aguja y avísame cuando un grano se quede clavado en ella”. La niña tira y tira arroz pero ningún grano queda clavado en la aguja: “No puedo, abuela”. La abuela dice: “Pues igual de difícil, de improbable, es nacer como un ser humano, por eso es tan valiosa la vida de una persona, no la malgastes”

Las personas excepcionales

Llevo un tiempo relacionándome con personas excepcionales. Aparentemente normales: con miedos, problemas, dolores de cabeza o de barriga; pero, por un motivo u otro, llaman mi atención y destacan entre las otras. Me preguntaba qué las hacía diferentes, qué las transformaba en personas admirables y porqué acabamos buscamos su compañía.

Durante una caminata en Picos de Europa, me acerqué a una de esas personas y la observé detenidamente durante un mes. Llamó mi atención desde el principio, no sabía demasiado bien porqué. Escalando tenía miedo, sudaba al caminar y al finalizar el día olía mal. Pero tenía algo diferente, sonreía y animaba a todas las personas que se le acercaban. Cuando las personas a su alrededor hablaban, ella permanecía atenta, como engullendo y tratando de entender qué necesitaban. Era muy positiva, con una sonrisa siempre a punto en sus labios; pero a parte de eso no tenía nada más especial.

Al poco tiempo, me di cuenta que no sólo yo me había fijado en ella. Había m…

El Poder de la Intención

"Cuando cambias la forma de ver las cosas, las cosas cambian"

Lo primero que pensé cuando leí: "El Poder de la Intención" fue: ¡venga! otra versión para vender libros del Poder del Ahora. La palabra intención tampoco me gustó, no va demasiado en línea con lo que sé acerca de la PNL y con lo que enseña el Coaching para pasar a la acción. Aún así decidí darme la oportunidad de escuchar la charla del Dr. Wayne Dyer en "El Poder de la Intención" y la verdad es tiene algunos pasajes inspiradores:


5'45"
La intención no es precisamente algo que hago sino algo a lo que me conecto.

Objetivo SMART

Mi nuevo reto es retarme. Sí, así sin más. Me he quedado en una zona de confort en la cual me siento cómoda y estoy agradecida por ello.

Ahora que me siento feliz y serena con las cosas que me rodean, es el momento de volver a retarme.

¡Vale! ¡Vale! Mi reto es demasiado general y debo concretar. Así que hace unos días, por una de aquellas casualidades de la vida coincidí con C y le planteé qué quería. Él me dió su opinión acerca del objetivo que me había planteado y me brindó su ayuda que como bien sabe acepté gustosa.

Lo que quería transmitir en este post son dos cosas. Por un lado, cómo superar el miedo a retarse, cómo vencer la comodidad que nos proporciona no cambiar. Por otro lado, cómo formular un objetivo.

Leer en estado Zen

Pekas en el Bosque Mitago escribía el texto siguiente inspirado en Jose Carlos Somoza:

"Leer es una llama.

Solo el roce entre nuestros ojos y un libro, puede encenderla.
Un libro cerrado se apaga.
Unos ojos sin lectura se oscurecen.

Leamos, y hágase la luz..."

Rápidamente me vino a la mente un proverbio hindú de un libro de texto de EGB:
"Un libro abierto es un cerebro que habla;
cerrado un amigo que espera;
olvidado, un alma que perdona;
destruido, un corazón que llora."

y no le di más vueltas. Pero esta mañana he releído la entrada de Pekas y mi cabeza ha hecho: ¡click! Algo se ha activado, las palabras me han transmitido un mensaje:

Cuando debemos sacar el réptil que llevamos dentro

Dedicat a C. amb qui alguna vegada hem parlat del cervell reptilini.

El cerebro primitivo o reptilíneo es el de la acción inmediata, el cerebro de huida. Lo solemos tener reprimido. Pero, a veces, ante situaciones violentas, cuando nos tratan mal o cuando nos autotratamos mal, conviene sacar la energía de supervivencia de ese cerebro reptilíneo.

Ante comportamientos insostenibles de comportamiento, vale la pena hacer uso de la asertividad. Reivindicar el derecho a elegir aquello que nos parezca mejor y apartar aquellas cosas que no nos estén ayudando.

Nuestro cerebro reptilíneo o basal también defiende el cerebro límbico (emocional) nos ayuda a proteger nuestras emociones con la actividad. Finalmente, el cerebro superior es el que nos va a ayudar a razonar y a explicarnos las cosas para entenderlas y darles una explicación lógica.

Reflexiones sobre la felicidad

Mi amigo A. me recomienda lecturas que siempre me hacen reflexionar. Esta vez, la reflexión va entorno a la felicidad. No tengo claro qué es ni tampoco tengo una fórmula mágica para ser feliz.

A veces, me formulo algunas preguntas que me acercan a lo que entiendo por felicidad y tras la recomendación de A. me he puesto a escribir acerca de ello.

¿Debemos buscar la felicidad? ¿es la felicidad un fin o un estado?

Quien no te hace sentir valorad@ no te merece

Vivir. Itinerario de Innovación Personal

De Eugenio Ibarzabal

Siempre me ha fascinado la palabra descubrimiento: es como si nos diera a entender que la solución estaba ahí, a nuestro lado, muy cerca, pero cubierta por la bruma.

– Esa bruma es común a otras muchas personas.

– Esa bruma es mental. Corroe, actúa, entorpece y hace daño en la medida en que existe en nuestra mente, pero en ocasiones solo existe en nuestra mente.

– No todo es cuestión de voluntad, pero al final es la voluntad para disipar la bruma lo que realmente cuenta.

Chakras y síntomas

De Sanando el alma

Cuando la tensión se mantiene durante un período de tiempo, o a un nivel de intensidad determinado, la persona crea un síntoma a nivel físico.

El síntoma habla un lenguaje que refleja la idea de que cada uno de nosotros crea su propia realidad y el significado metafórico del síntoma se hace patente cuando éste es descrito desde ese punto de vista. Por lo tanto, en lugar de decir "no puedo ver", la persona debería describir esa sensación como una abstención de ver algo. "No puedo andar" significa que esa persona se abstiene de caminar para alejarse una situación en la que es infeliz y así sucesivamente.

No corras tanto

De César Díaz Meléndez

Apuntaste un nuevo sueño.
Una mano tendida a cientos.
Saber que todo fluye
eso es conocimiento.

Te crees que estás de paso
y que de nada queda huella
no te olvides que eres
un mensaje en una botella.

Para, no corras tanto
si es a ti misma a quien estás buscando.
¿De dónde sale tu arte?
Que sabia es la que comparte.

Cereza, caballo, alga y plata

El maestro Roshi te golpea con uno de sus dedos en el hombro. Sin pronunciar palabra, te giras y te mira fijamente, y, por fin, te reclama:

- ¿y bien?

- y bien ¿qué?, maestro, -le respondes-

- Verás Rama, -dice el maestro-, las cosas no son lo que parecen. Esta cereza también es un caballo y una alga del río Kinsei, como también un trozo de plata de la mina de Iwami Gizan. Cualquier cosa comprende todas las cosas de este mundo. Naturalmente, no existe eso que llamamos tú o yo o él, pero si te reclamo te giras con el tacto de mis manos. Te sientes apelado. ¿Quiénes somos, Rama?, ¿qué somos?. Sin darte cuenta fluyes en las aguas del río igual que tu presente e igual que tu futuro, igual que el mundo, igual que el universo, más alla del tiempo y más alla de la vida. Has de pensar en esto cuando llegue la noche.

Extraído de La Casa Transparente

Lao Tse

"Si pudiesemos abandonar la sabiduría y la sagacidad
La gente podría disfrutar el ser todos iguales;
Si pudiesemos abandonar el deber y la justicia
Todo podría basarse en las relacciones de amor o amistad;
Si pudiesemos abandonar el artificio y el provecho
La corrupción y el robo podrían desaparecer.
Aún así, semejantes remedios solo tratarían los síntomas
Por tanto son inadecuados.

La gente necesita remedios personales:
Revela tu auténtico yo,
Abraza tu naturaleza original,
Abandona tu propio interés,
Controla tu deseo."

La potencia con control no sirve para fluir

Llevo un tiempo inquieta pensando en mi zona de confort. Le llamo zona de confort a aquellos lugares o situaciones en los cuales me siento cómoda y me desenvuelvo con cierta soltura. Rehuyo las situaciones en las cuales no estoy cómoda. Llevo más de dos años pensando de forma consciente en ello y hoy la revelación me ha venido de manos de la escalada.

Después de hacer varias vías físicas y quedar satisfecha con los encadenes, he decidido volver a intentar una vía de una dificultad al límite de lo que he estado probando últimamente.

He empezado a trepar y los compañeros me aconsejaban que me colgara en el siguiente seguro para poner un alargo y no caer chapando encima de una repisa. El afán protector me ha desanimado bastante, aún así, he continuado escalando, he superado el paso y he chapado un poco inquieta por las advertencias, pero segura de poder aguantarme de aquellos agarres.

Radical, no extremista

Mi racionalización de las cosas me lleva a pensar que el lenguaje es la expresión última de cómo tenemos estructurada la mente. De hecho, éste es uno de los postulados de la Programación Neurolingüística.

Perdonad por esta introducción, pero creo necesario contextualizar lo que voy a decir para dar a entender lo que quiero expresar.

El hecho de que el lenguaje transforme y refleje nuestros pensamientos es de suma importancia en el momento de utilizar una determinada palabra ante personas que no te conozcan lo suficiente para entender qué estás expresando.

Así, cuando hablo con gente próxima, digo soy radical y entienden que analizo los problemas de raíz. En cambio, si digo esto mismo ante un público que no me conoce, según a quien dirija mi discurso, si digo que soy radical y que estoy orgullosa de serlo, pueden entender que soy extremista y no es lo que trato de transmitir.

Satori y zen

Pekas me recomendó la lectura de "Zen el arte del tiro con arco" de Eugen Herrigel.

Transcribiría todo el texto entero. Pues tal y como dice: "es poco menos
que imposible expresar con palabras las cosas que con palabras no pueden expresarse" y si trata de expresar en esas palabras aquello que no puede expresarse, yo sólo me atrevo a destacar algunas frases e invitar a quien le inspire que lea el texto al completo.

De Eugen Herrigel. Uno de los factores esenciales en la práctica del tiro de arco y de las otras artes que se cultivan en el Japón es el hecho de que no entrañan ninguna utilidad. Tampoco están destinadas a brindar goce estético, sino que significan ejercitación de la conciencia que ha de relacionarse con la realidad última. (...) Ante todo, se trata de armonizar lo consciente con lo inconsciente.

Para ser un verdadero maestro del tiro de arco, no basta dominio técnico.
Se necesita rebasar este aspecto, de suerte que el dominio se convierta en "arte …
"Con el desierto ante ti no digas: ¡No puedo más!
Di: Si las dunas avanzan, yo también.

Con el desierto ante ti no digas: Estoy perdido.
Di: Tiene que haber algún camino"
Proverbio Tuareg

Una genialidad surgida de la inspiración

Hardest of the Alps from story.teller on Vimeo.(Minuto 1')
Las montañas son así, ¿no? Nosotros las vemos de forma diferente, porque somos escaladores, ¿no? Tú sabes que hay una vía, que no es una cosa plana. Tiene formas, tiene cosas, es tridimensional. Sólo si un escalador ha tenido la intuición: una luz o un color, un sueño... y poco a poco la vía surge de la pared. Esto es intuición, pura intuición. Va más allá de la rutina, de la cotidianidad, es casi genial.

Un sueño, un rayo de luz, múltiples gotas cayendo del cielo que forman una linea. Es posible.

Tus Pensamientos son tu Vida

Cuida tus Pensamientos porque se volverán Palabras.
Cuida tus Palabras porque se volverán Actos.
Cuida tus Actos porque se harán Costumbre.
Cuida tus Costumbres porque forjarán tu Carácter.
Cuida tu Carácter porque forjará tu Destino.
Y tu Destino sera tu Vida...

(Mahatma Gandhi)

Individuación, sexo y amor

Entrevista con Guillermo Rendueles "El estado de malestar" por Fidel Moreno, con la participación de Borja Casani, para El Estado Mental, Madrid 2011

Vivir sin vínculos es la receta que da el individualismo. Individuos que floten en esa sociedad líquida de la que habla Bauman, como barcos que anclan una temporada en una ciudad o en una relación de amistad, sabiendo que pronto han de navegar a la búsqueda de otro puerto, y que por ello no conviene atarse a ningún amor o compromiso duradero. ¿Cómo se recrean los vínculos? Esa es la pregunta del millón.

Ojalá alguien supiese cómo y qué recuperar. Pienso que, por malo que sea, cualquier red social tradicional, cualquier vínculo, es mejor que el desierto afectivo posmoderno.

(...) Lo otro es ese proceso de individuación que para ser aguantado desde la fragilidad de los sujetos va a hacer necesarios a médicos, psiquiatras y nuevas servidumbres ante las cuales las antiguas nos van a parecer nimiedades. Quiero decir, que entre la la…

Sin espiritualidad no se fluye

Foto de David con cámara de Patxi
Somos entes holísticos compuestos por materia física, una parte mental o racional y por la espiritualidad. Podemos funcionar inhibiendo o potenciando alguna de estas partes que nos conforman, pero si pretendemos fluir siendo un ente completo, todas esas partes deben manifestarse y confluir.

Yendo a escalar con una nueva compañera, se burlaba de mí acusándome de Illuminati. Intentando justificar la necesidad de entrar en contacto con la naturaleza y de explicar mis malas sensaciones ante la masificación de las zonas de escalada, entendí lo que en realidad me sucede cuando la espiritualidad no me acompaña.

Tipos de plenitud ¿Cuál es la tuya?

Adaptación de Reflexiones de Coctelera de Mency Marrero

Existen tres clases de plenitudes:

- La plenitud del vaso, que retiene y no da.

- La del canal, que da y no retiene

- Y la de la fuente, que crea, retiene y da.

Hay muchas personas-vaso: se dedican a almacenar virtudes o ciencia, lo leen todo, coleccionan títulos, saben cuanto pueda saberse. Pero terminan su tarea cuando han concluido su almacenamiento: ni reparten sabiduría ni alegría. Tienen, pero no comparten. Son magníficas y magníficamente estériles. Son simples servidoras de su egoísmo.

Margaritas para cerdos

- Maestra, siento que no puedo mostrarme como soy, pues cuando digo las cosas como las pienso, la gente no me entiende y me siento excluída.

- Tú, eres una margarita y los cerdos no distinguen las margaritas del resto de cosas que engullen. ¿Qué vas a hacer? ¿Dejar de ser una margarita para convertirte en cualquier desperdicio que satisfaga a los cerdos?

- Pero puedo parecer vanidosa o soberbia, incluso orgullosa, si me muestro como soy.

- Huir de lo que no quieres ser hace que persigas ese objetivo y te conviertas en aquello que no deseas. No tienes porqué negarle a los cerdos la enseñanza de diferenciar una margarita de un desperdicio, aunque no te entiendan, aunque no te quieran.

Miedos y anclajes

Esta entrevista extraída del Blog: Arte de Seducción me ha parecido reveladora para abordar muchos de nuestros miedos.

Es posible aprender a seducir, pero ¿es posible aprender amar?

La pregunta que habría que hacerse realmente es “¿qué es lo que te está impidiendo amar?”

Es decir, se puede aprender a eliminar todos los obstáculos que te impiden desarrollar algo que ya tienes dentro de ti, que es la capacidad de amar; algo que ya sabes hacer, que es amar. Si nos encontramos en un paraje solitario con un águila, tratando de volar sin conseguirlo, concluiremos que algo se lo impide, porque volar ya sabe. Podemos ayudarla averiguando qué le está ocurriendo, qué le está imposibilitando hacer algo que ya sabe hacer, que es volar.

Continuando con la metáfora, si alguien se dispone a “volar”, y desde pequeño, cada vez que lo intenta, recibe críticas, rechazos e insultos, al final creerá, sin duda alguna, que hay algo malo dentro de él, que es malo volar, que no debe hacerlo, y además, que ta…

Pensamiento divergente

De la necesidad de la vida contemplativa y de buscar la soledad

Según mi forma de ver las cosas, todas las personas son las últimas responsables de su felicidad o infelicidad, de la forma de afrontar la vida y las circunstancias que le llegan.
Por poner dos ejemplos extremos: podemos lamentarnos contínuamente y permanecer víctimas impasibles a lo largo de nuestra vida o ser personas proactivas que fluyen o cogen las riendas de su vida.
Yo me considero de estas últimas, prefiero pensar en la cita de Chaplin: "La vida es una obra de teatro que no permite ensayos. Por eso, canta, ríe, baila, llora y vive intensamente cada momento de tu vida antes que el telón baje y la obra termine sin aplausos."
Intento hacer lo que me gusta y pienso que es la mejor manera de sacar lo mejor de mí. Aún así, a menudo me asaltan las dudas, me fuerzo a hacer aquello con lo que, según mi criterio, debería disfrutar y debo pararme para recordarme que estoy haciendo lo que quiero.

No estás deprimido, estás distraído

Benditas las indecisiones

"Todo hombre tiene derecho a dudar de su tarea y a abandonarla de vez en cuando. Lo único que no puede hacer es olvidarla. Quien no duda de sí mismo es indigno, porque confía ciegamente en su capacidad y peca por orgullo. Bendito sea aquel que pasa por momentos de indecisión"

(La Quinta Montaña, Paulo Coelho)

El anillo

"Vengo, maestro, porque me siento tan poca cosa que no tengo fuerzas para hacer nada. Me dicen que no sirvo, que no hago nada bien, que soy torpe y bastante tonto. ¿Cómo puedo mejorar? ¿Qué puedo hacer para que me valoren más?"

El maestro sin mirarlo, le, dijo: "Cuanto lo siento muchacho, no puedo ayudarte, debo resolver primero mi propio problema. Quizá después..." y haciendo una pausa agregó: "si quisieras ayudarme tú a mí, yo podría resolver este problema con más rapidez y después tal vez te pueda ayudar."

"E...encantado, maestro" titubeó el joven, pero sintió que otra vez era desvalorizado, y sus necesidades postergadas.

Bien, asintió el maestro. Se quitó un anillo que llevaba en el dedo pequeño y dándoselo al muchacho, agregó: "toma el caballo que está allá afuera y cabalga hasta el mercado. Debo vender este anillo porque tengo que pagar una deuda. Es necesario que obtengas por él la mayor suma posible, pero no aceptes menos de una mo…

Amor y miedo según Abuela Margarita

Cambiar nuestras emociones en amor.
Realizarse con amor.
El amor es la disposición para amar.
El poder está dentro de nosotr@s, el miedo también. Nacemos con dos posibilidades: el amor y el miedo.
Dentro de mí, está el gran espíritu.

El espejo de las relaciones

Todo en ti es fantástico. Es el reflejo de lo que busco: compartes mis valores, mis intereses, mi sentido del humor, coincidimos con los mismos proyectos. Disfrutamos con los mismos temas de conversación, tenemos las mismas inquietudes, la misma forma de relacionarnos, los mismos miedos... Me estimulan tus retos y diferencias y las discrepancias me atraen y me interesan.

Así de predispuesta y de satisfecha conmigo misma estoy. Mis defectos y debilidades se minimizan al mismo tiempo que me tapo los ojos para no ver los tuyos. La seguridad en mí misma aumenta y estoy espléndida, de la misma forma que a ti cada vez te veo más seguro y mejor. Es nuestro mejor momento, pues me acepto y me quiero tal como soy y te siento como la mejor proyección de todas mis virtudes, de mis encantos y cualidades. Casi rozo la perfección y a ti, también te siento perfecto, siento que eres la persona ideal.
Pero pasa el tiempo y surgen las inseguridades y los miedos. Empiezo a dudar de mi misma y aparecen tus …

Fantasía y verdad

Puede que sea absurdo, pero permítame un momento dejarme llevar por mis fantasías, a veces llevan a la verdad.  (Episodio 21 de la 1a temporada de Fringe) >>