dilluns, de novembre 19, 2012

Tirar los dados

De Charles Bukowski encontrado en El Bosque Mitago

Si vas a intentarlo ve hasta el final
de lo contrario no empieces siquiera

Tal vez suponga perder novias, esposas,
familia, trabajo y quizá la cabeza.
Tal vez suponga no comer
durante tres o cuatro días

Tal vez suponga helarte en el banco de un parque
Tal vez suponga la cárcel
Tal vez suponga humillación
Tal vez suponga desdén, aislamiento


>>
El aislamiento es el premio
Todo lo demás es para poner a prueba tu resistencia,
tus auténticas ganas de hacerlo y lo harás

A pesar del rechazo y de las ínfimas probabilidades
y será mejor que cualquier cosa que pudieras imaginar
Si vas a intentarlo, ve hasta el final
No existe una sensación igual


Estarás sólo con los dioses
Y las noches arderán en llamas
Llevarás las riendas de la vida hasta la risa perfecta
es por lo único que vale la pena luchar.

4 comentaris:

José María Arroyo Bermúdez ha dit...

Determinación para afrontar los retos. Leí a Bukowski hace un porrón de años...“tengo dos opciones, permanecer en la oficina de correos y volverme loco… o quedarme fuera y jugar a ser escritor y morirme de hambre. He decidido morir de hambre”.
Voy a tener que recuperar la lectura del viejo borrachín.

Cris Pérez ha dit...

A mí, me ha sorprendido recuperar este fragmento de un blog. Pues sólo he leído "La senda del perdedor" que por cierto me encantó, pero no recordaba que pudiese escribir algo con tanto "entusiasmo"...

Más bien recordaba que era una escritura cínica, sin pelos en la lengua, sin ningún pudor por describir las miserias de nadie. No lo hace desde la crueldad. Me gustó que diera protagonismo a personas que suelen jugar el papel de segundones o de relleno en cualquier novela.

José María Arroyo Bermúdez ha dit...

Efectivamente a Bukowski en la literatura, como a Tom Waits en la música, se les vincula con un mundo sórdido de borrachos y prostitutas, pero incluso de lo más sórdido emerge belleza y clarividencia. Eso me da esperanzas.

Cris Pérez-Vàzquez ha dit...

Para que de lo sórdido emerja belleza y clarividencia es necesario que alguien la sepa apreciar. En este caso, es una apreciación individual que sirve, pero para que genere esperanzas debería ser una apreciación colectiva y no estamos a la altura...

Por supuesto, no estoy personalizando en ti ni en mi ni en nadie. A nivel individual es posible que seamos capaces de hacer emerger belleza y clarividencia. Pero no tenemos lo que Lévy llama inteligencia colectiva.

Corrección

De Idries Shah, maestro sufí (1924-1996) La Sabiduría de los Idiotas Abdullah ben Yahya estaba enseñando a un visitante un manuscrit...