dissabte, d’agost 22, 2009

Pelea por la herencia

Dos hermanos peleaban por una cuantiosa herencia. Después de muchos pleitos los jueces dividieron los bienes según un criterio que tampoco contentó a ninguno de los dos. El tribunal derivó la cuestión al mismísimo emperador que delegó a su vez en uno de sus ministros más sabios. Éste convocó a los dos hermanos y viendo que ambos seguían quejándose de la injusticia del reparto les propuso firmar un documento en el que juraban que el reparto les parecía injusto.

Los hermanos accedieron de buen grado a esta petición. Con los documentos firmados en la mano, el ministro dictó inmediatamente sentencia:
“Puesto que os acusáis mutuamente de que el otro ha recibido más herencia, ordeno que troquéis vuestras posesiones ahora mismo con carácter irrevocable”.

2 comentaris:

Yoriento ha dit...

Parece que el enlace a esta historia también se te ha olvidado mencionarlo. Aquí te lo dejo ;))

http://yoriento.com/2009/08/los-mejores-videos-xviii-el-cliente-siempre-tiene-la-razon-593.html/

Cris Pérez ha dit...

Hola,

Preferiría concretar la fuente principal y no la secundaria y consultando en tu blog tampoco la he encontrado.

Gracias por incluir el enlace a tu blog.

Un saludo,


Cris

Corrección

De Idries Shah, maestro sufí (1924-1996) La Sabiduría de los Idiotas Abdullah ben Yahya estaba enseñando a un visitante un manuscrit...