dilluns, de desembre 25, 2006

Fuerza de voluntad


Seguiré creyendo, incluso cuando la gente pierda la esperanza.
Seguiré amando, aunque sólo haya odio o indiferencia a mi alrededor.
Seguiré construyendo, aunque otros destruyan.
Seguiré hablando de paz, incluso en un mundo de guerra.

Y seguiré sembrando, aunque otros pisen la cosecha.
Y seguiré haciendo oir mi voz, aunque todos callen.
Y seguiré dibujando sonrisas en las miradas tristes.
Y seguiré intentando aliviar el dolor de los que sufren.

Regalaré
motivos de alegría donde sólo haya tristeza.
Ayudaré
a caminar a los que desfallezcan.
Abrazaré
a quienes han perdido la esperanza.

Porque en medio de la desolación siempre habrá un niño que nos mire expectante.
Porque incluso la peor tormenta pasa, y antes o después nace el sol.
Poque la hora más oscura es la que precede al amanecer.
Porque siempre habrá un pájaro que cante para cada uno de nosotros,
y un niño que nos regale una sonrisa,
y mariposas de colores que me muestren la belleza de la naturaleza.

Pero...

si un día la vida se me gira en contra y me rindo,
si un día ves que ya no sigo,
si se ha borrado la sonrisa de mi rostro,
si he perdido las fuerzas y la esperanza,
si no oyes mi voz...

Acércate
abrázame
regálame una sonrisa.

Eso será suficiente para que pueda seguir el camino...

...a tu lado

2 comentaris:

Mariana Blas ha dit...

Hermoso :)

Cris Pérez-Vàzquez ha dit...

¡Lánzate Mariana!!!

¡Con ese diseño de blog, seguro que escribirás cosas hermosas!

Gracias por tu comentario

Corrección

De Idries Shah, maestro sufí (1924-1996) La Sabiduría de los Idiotas Abdullah ben Yahya estaba enseñando a un visitante un manuscrit...