dijous, de gener 29, 2015

Liderazgo transformacional

Empezaré este post con la imagen de las aves migratorias que utilicé ya hace algunos años para una formación que ofrecí para una entidad en Catalunya.

¿Quien no ha visto una bandada de pájaros revoloteando sin orden aparente? Un día se ponen de acuerdo y emprenden el rumbo hacia tierras más cálidas y vuelan en formación. Pero lo sorprendente, si las observas y tratas de analizar su comportamiento con la mirada profana de la ignorancia; ves un grupo de aves que vuelan en grupo y que, de repente, deshacen su formación, se desagregan, vuelan caóticamente y vuelven a encontrar un orden para reprender la marcha.

>>

Sin entrar en el análisis etológico de las aves, esos vuelos son una buena metáfora para entender lo que es el liderazgo transformacional donde no existe un único líder, sino un grupo que tiene el objetivo de emigrar hacia un destino y que ante perturbaciones externas se deja conducir por el individuo que está en la posición más ventajosa para el interés colectivo del grupo.

Una organización de ese tipo, ahora intentaré dejar a un lado la metáfora, requiere de componentes responsables e identificados con el objetivo, sin más protagonismos que el que les dé la situación que mejor convenga al grupo y cediendo rápidamente el liderazgo a quien sepa más, si su liderazgo dura cinco minutos, esa duración tendrá su liderazgo.

Podéis imaginar que un tipo de liderazgo así exige mucho del equipo: conocimiento de las capacidades de cada persona, confianza ciega, responsabilidad, etc.

Acabo este post con una cita que he encontrado de Anaxarco en un texto sobre el kairós*: "Es necesario conocer las reglas del momento, porque ésa es la definición de la sabiduría. Sin embargo, cuantos cacarean un discurso a destiempo, aunque de alguna manera lo proclamaron sensato, no son tenidos por sabios, sino como necios”
* Carlos Rojas Osorio en la presentación del libro de Rubén Soto Rivera: Kairo-teo-ontología en algunos pensadores grecorromanos, Gurabo (Puerto Rico): Editorial Caeros, 2003

2 comentaris:

José María Arroyo Bermúdez ha dit...

Un buen equipo es aquel en el que cada individuo sabe cuando tiene que tomar el relevo y cederlo de manera espontánea.

Cris Pérez-Vàzquez ha dit...

Eso es el liderazgo transformacional. Quienes hemos trabajado en equipo, a contrarreloj y en entornos donde la integridad física de alguien puede correr peligro, tenemos muy claro lo que eso significa y tú has resumido en una frase.

Corrección

De Idries Shah, maestro sufí (1924-1996) La Sabiduría de los Idiotas Abdullah ben Yahya estaba enseñando a un visitante un manuscrit...