divendres, d’octubre 24, 2014

Nudo gordiano

Los habitantes de Frigia (actual Anatolia, Turquía) necesitaban elegir rey, por lo que consultaron al oráculo. Este les respondió que el nuevo rey vendría por la Puerta del Este acompañado de un cuervo que se posaría en su carro. Así fue como el labrador Gordias llegó a ser rey de Frigia, región de Asia Menor, en la actual Turquía.

 En agradecimiento, fundó la ciudad de Gordion sobre el río Sangario y consagró su carro a Zeus: el yugo y su lanza estaban unidos por un nudo tan especial que no podían verse sus extremos, por lo que existía la leyenda de que quien deshiciese o desatase aquel nudo tenía garantizado el dominio de Asia.
>>

Cuando Alejandro Magno se dirigía a conquistar el Imperio persa en el año 334 a. de C. pasó por la ciudad de Gordion. Tras intentar desatar el nudo de Gordias sin éxito, sacó su espada y lo cortó diciendo: "Tanto monta cortar como desatar".

Empuja la vaca

Un sabio maestro y su fiel discípula paseaban por un bosque, mientras le explicaba la importancia de conocer lugares diferentes, visitar y ...