Ves al contingut principal

Zona de confort, de aprendizaje, de pánico, mágica

Bonito resumen para traspasar la zona de confort.

Sobre la zona mágica, el vídeo dice: las personas que tienen miedo piensan que no se puede volver atrás, que no se puede volver a la zona de confort y sí se puede. Yo discrepo. Se puede volver a la zona de confort, pero la letra pequeña es que te pasará como a Bilbo en el Señor de los Anillos, cuando vuelvas a la comarca, nada volverá a ser lo mismo.

Este vídeo me da para escribir más, pero ahora mismo ni me apetece ni tengo tiempo. Si vuelve a aparecer por mi mente y me vuelvo a inspirar, ya escribiré. De momento, aquí os lo dejo.



El dibujo final me ha recordado al mapa de un seminario al que asistí hace años de François Ducasse y Makis Chamalidis: "Champions dans la tête".
>>

Comentaris

Josep Nogue ha dit…
Hola cris. Gràcies pel comentari al meu blog. Com ja hauràs deduït no tinc ni idea de coaching, em limito a especular des de el meu punt de vista o, com diria el meu admirat Agustín Garcia Calvo, a “respirar por la herida”, indicar on em fa mal. Y com més gran em faig més desconfio d’aquells que diuen voler fer-me de guia. Sempre tinc la sensació que parlen només “de ells, per ells i entre ells”. Que aparenten voler fer-nos accesible un món on ells fan de tap a l’entrada.

No dupto que hi hagi gent honesta en aquesta feina, però crec que, a la majoría ens tenen confinats a la sala de calderes (on el confort és inexistent i l’unic aprenentatge posible consisteix en rebre ordres), només a uns pocs que viuen sobre la línia de flotació se’ls dona la obció de decidir el rumb (amb consellers o sense) i ja veiem cap on ens porten, mentre el vaixel fa aigües. En aquest vaixell on tots estem, jo hi viatjo de poliçó i si em descobreixen els de coberta pot ser que em fotin al mar.

Però, més enllà de metàfores marineres, o de definisions professionals, també m’interessa el diàlec amb gent capaç de treure el cap de la corrent. Com l’hi deia a una amiga: deixem veure com pesques i ja decidirè jo si soc capaç de fer el mateix.

I no, no conec a l’E.T. de Terrassa només al de “mi casa”
Salud.

Hola Josep,

Gràcies a tu per compartir les teves reflexions!

No conec a l'Agustin García Calvo. Vaig a veure que diu la Wiki, segur que aprenc alguna coseta!


Cris

Entrades populars d'aquest blog

La omnipresencia de la pérdida: Kafka y la muñeca viajera

De Jordi Sierra i Fabra
Franz Kafka se encontró con una niña en el parque al que iba a caminar todos los días. La niña lloraba desconsolada porque había perdido su muñeca. Ayudó a la niña a buscar la muñeca, aunque no tuvieron éxito. Quedaron al día siguiente para seguir buscándola.
Como no la habían encontrado, Kafka inventó ser cartero de muñecas y le entregó una carta “escrita” por la muñeca donde le decía a la niña que no llorase su ausencia, que había salido de viaje a ver mundo: 
- "Te escribiré mis aventuras ." - concluía la carta.
Este fue el comienzo de muchas cartas. Cuando él y la niña se reunían, él le leía las cartas que escribía de aventuras imaginarias de la muñeca. La niña quedaba así consolada. 
Kafka se puso enfermo y tuvieron que poner fin a sus encuentros. Le regaló una muñeca con una carta. La muñeca obviamente era diferente que la muñeca original. La carta explicaba que los viajes la habían cambiado.
Años más tarde, la chica ahora crecida, encontró u…

¿Para qué sirve la mente?

De Eduard Gasset "El Scio. La medicina cuántica." la Eco

Para pensar, está claro, pero ¿para qué sirve pensar?
Pensar da sentido al mundo a nuestro alrededor. El cerebro puede ser observado, a semejanza de todo en el universo, como un sistema cuántico en el que trabajan multitud de redes neurales cuánticas en evolución, seleccionadas y sufriendo mutaciones basadas en su funcionalidad en relación a su interacción con sistemas perceptuales y motores, siempre determinado por las necesidades del organismo.

¿Hiperempatía?

Hiperempática: dícese de la persona que es empática en exceso. Asume los problemas de las otras personas como propios. A sus propios problemas, se le añaden los de la demás gente hasta la saturación y el sufrimiento extremo. Antepone gustos y derechos de otrxs a los propios.
Los actos egoistas son necesarios para el buen funcionamiento psicológico. Las personas empáticas se sienten culpables cuando hacen un acto egoista, ya que creen que su actitud es falsa y malintencionada.
De Silvia Luthor
En este enlace hay la interpretación de un test que puedes realizar en este otro para medir tu empatía.