Ves al contingut principal

Entrades

S'estan mostrant les entrades d'aquesta data: gener, 2013

¿Quién eres?

Después de que Buddha alcanzara la iluminación, se encontró a alguien que le preguntó:

- ¿Eres un Dios?
- No, respondió Buddha.

- ¿Eres un mago?
- No, respondió de nuevo.

- ¿Eres un ser humano?
- No, volvió a contestar.

- Entonces, ¿quién eres?
- Soy un ser Despierto.

No tengo tiempo

Este post no describe cómo gestionar mejor el tiempo. (Por "ahorrarles" tiempo a quienes busquen el modo de hacerlo) Es la continuación de una discusión que tuve el otro día con O. acerca de tener tiempo.

Hablábamos del tiempo libre, acerca de algo que me interesaba, pero que no podía hacer porque no tenía tiempo, dije.

"No tener tiempo."

"No tener tiempo" es una falacia más de nuestro pensamiento. El tiempo no se tiene, es intangible. El tiempo sólo pasa. Nuestras vidas quizá tienen principio y fin, pero el tiempo no se posee. En todo caso, te organizas para gestionarlo y eliges lo que haces y priorizas. No somos víctimas del tiempo, cuando decidimos algo, debemos asumir sus implicaciones y si decidimos hacer algo, decidimos dejar de hacer muchas otras cosas.

Cuando decimos: "No tengo tiempo"; en realidad, deberíamos decir: estoy haciendo lo que he decidido. Ahora me gustaría hacer otra cosa, ¿qué tengo que dejar de hacer para darle espacio?

Sobrepasar nuestros propios límites

En este vídeo de escalada, convergen diferentes generaciones que comparten fortalezas, debilidades, sentimientos y, en definitiva, experiencias y lo que extraen de ellas.
He adaptado algunos trozos para traducir y adaptar el "argot escalador" a las vivencias que cualquier persona tiene en su vida y cómo sus protagonistas abordan sus retos. Lo que trato de compartir es que las personas que escalamos, podemos enfrentarnos con nuestras limitaciones cada vez que intentamos una vía. Eso no quiere decir que nos estemos retando continuamente. No siempre estamos igual, no siempre tenemos la misma motivación. Muchas veces no podemos aislarnos de todo el resto de nuestras vidas y mantener la concentración para superar nuestros límites. A veces, no encontramos la motivación para enfrentarnos a ellos, no queremos hacerlo o simplemente no nos damos cuenta de que los tengamos.

Nuestro miedo transforma las premoniciones más oscuras en realidad cuotidianas

"Los miedos nos incitan a emprender acciones defensivas. Una vez emprendida, una acción defensiva confiere inmediatez y tangibilidad al miedo. Son nuestras respuestas las que transforman las premoniciones más oscuras en una realidad cotidiana, las que convierten el verbo en carne. El miedo, ahora, se ha instalado en nuestro interior y ha saturado nuestras rutinas diarias; a penas se requiere más estímulos externos, porque las acciones que provoca día a día proporcionan toda la motivación y toda la energía que necesita para reproducirse. Entre los mecanismos que compiten por acercarse al sueño del perpetuum mobile, la autoprotección del embudo formado por el miedo y las acciones que inspira es lo que más se acerca."
Zygmunt Bauman "Temps líquids. Viure en un temps d'incertesa"
Si, según Bauman, el miedo es por sí solo capaz de transformar aquello que tememos en nuestra realidad cotidiana. Yo defino este miedo como pánico, puesto que inmoviliza e impide que poda…

Universos

De Moshe Sipper "Time and again. Reflections of the past" en Nature 148 vol. 492 (06/12/12)

I realized that the past could not be changed — at least not in my timeline. If I went back in time, my mere appearance, my very first breath in the past, would create a new branch in time — a new universe. Years ago I’d mentioned this to a psychologist I’d been dating and she had eyed me askance and said: “So you want to create universes, huh? Sounds like a God complex to me.”

Zona de confort, de aprendizaje, de pánico, mágica

Bonito resumen para traspasar la zona de confort.

Sobre la zona mágica, el vídeo dice: las personas que tienen miedo piensan que no se puede volver atrás, que no se puede volver a la zona de confort y sí se puede. Yo discrepo. Se puede volver a la zona de confort, pero la letra pequeña es que te pasará como a Bilbo en el Señor de los Anillos, cuando vuelvas a la comarca, nada volverá a ser lo mismo.

Este vídeo me da para escribir más, pero ahora mismo ni me apetece ni tengo tiempo. Si vuelve a aparecer por mi mente y me vuelvo a inspirar, ya escribiré. De momento, aquí os lo dejo.



El dibujo final me ha recordado al mapa de un seminario al que asistí hace años de François Ducasse y Makis Chamalidis: "Champions dans la tête".

¿Hiperempatía?

Hiperempática: dícese de la persona que es empática en exceso. Asume los problemas de las otras personas como propios. A sus propios problemas, se le añaden los de la demás gente hasta la saturación y el sufrimiento extremo. Antepone gustos y derechos de otrxs a los propios.
Los actos egoistas son necesarios para el buen funcionamiento psicológico. Las personas empáticas se sienten culpables cuando hacen un acto egoista, ya que creen que su actitud es falsa y malintencionada.
De Silvia Luthor
En este enlace hay la interpretación de un test que puedes realizar en este otro para medir tu empatía.

Entropía

Me doy cuenta que si fuera estable, prudente y estático; viviría en la muerte. Por consiguiente, acepto la confusión, la incertidumbre, el miedo y los altibajos emocionales, por que ése es el precio que estoy dispuestx a pagar por una vida fluida, perpleja y excitante.

Carl Rogers

Pánico

"El pánico es lo que te puede matar o hacer que acabes malherida"

Ray en "Cincuenta sombras liberadas" de E. L. James (p. 117)

¡Muerte al Amor!

Un día terrible, Odio, rey de la Maldad, convocó una reunión urgente de sus subditxs. Era la primera vez en la historia del mundo que todos los sentimientos negros y los deseos más perversos venidos de las profundidades de todo corazón humano se encontraban, pues cada uno actuaba por separado o en clanes dispersos con pactos que traicionaban y volvían a profanar.
Una vez reunidxs, Odio habló:  "Lxs he convocado aquí a todxs, porque deseo con todas mis fuerzas cometer un asesinato".
Lxs asistentes se miraron los unxs a otrxs extrañadxs. Odio mataba a quien se propusiera casi siempre sin ayuda. Empezaron a cuchichear y se oían todo tipo de comentarios: "¿Será una trampa?" "¿Querrá organizar una masacre?" "¿Para qué nos necesita?"
Odio prosiguió con su discurso:  "Quiero que maten a Amor".
Una sonrisa malévola asomó en el rostro de casi todxs, muchxs le tenían ganas. Mal Carácter se avanzó a todos decidido:  "Yo iré y les aseguro …