dimarts, d’agost 21, 2012

Agua estancada o cambiante

Muchas veces digo: "Las cosas que nos pasan son lo mejor que nos podía pasar, aunque, a veces, no las entendamos"

Las personas que me escuchan piensan que es una buena actitud, una buena forma de ver la vida. Yo no creo que sea una forma de ver la vida ni una actitud, se puede adoptar como actitud, pero eso sólo funciona como un placebo y una vez que el efecto desaparece, podemos quejarnos o lamentarnos ante lo que nos sucede.

Creer que debemos tener actitudes frente a la vida es prepotente, de nuevo, el ser humano con su mente engañosa traiciona y embota el pensamiento. Es cierto que tener una actitud positiva nos ayuda, pero eso conlleva una cierta intencionalidad, conlleva una intención, un objetivo, una meta: ser felices, tener una vida plena o cualquier otra sentencia. En el momento en que alguna circunstancia de nuestra vida hace tambalear nuestro propósito, toda nuestra actitud o nuestra intención entra en peligro y crece en nuestro interior la inseguridad.

Eliminar cualquier intención tampoco es útil, no consiste en dejarse llevar y no tener ningún criterio. Eso nos convertiría en seres inertes. De nuevo, se trata de una cuestión de equilibrios. Se debe tener la determinación para alcanzar los objetivos y la plasticidad de adaptarse a lo que nos depara la vida. La vida no existe como entidad propia con propósitos, las circunstancias simplemente transcurren y nosotrxs estamos ahí como una circunstancia más. Se trata de fluir, como dice JM: "De otro modo seríamos como agua estancada y acabaríamos apestando y sin vida. Que fluya el agua, y que se adapte a cada una de las formas, cambiando las veces que sea preciso."

2 comentaris:

Anònim ha dit...

Esta bien, pero que difícil es fluir, no?

Tirarme una cuerda.

Pulgarcito.

Cris Pérez ha dit...

Pulgarcito,

Eso es lo que nos mantiene vivos, la incertidumbre de encontrar nuestro equilibrio dinámico. Superar el temor de caer hacia atrás; confiar en ti y en las decenas de brazos que te portean es difícil.

Sin cambio, sin dificultades, estaríamos estancadxs, como dice JM.

¿Dónde estáis?

¡Un bezzzzo!!

Empuja la vaca

Un sabio maestro y su fiel discípula paseaban por un bosque, mientras le explicaba la importancia de conocer lugares diferentes, visitar y ...