Ves al contingut principal

¿Sufrir por amor?

Si amas, ¿cómo puedes sufrir?

Si quieres algo o a alguien, lx quieres tal y como es, tal y como está. Si no es así, si tienes que cambiar algo, lo único que estás haciendo es proyectando tus miedos e inseguridades en la mejora de algo que no quieres, que sólo estás utilizando para sentirte mejor.

Es fácil caer en la trampa, en tu propia trampa. Es fácil sentirse bien con una persona, enamorarse y querer mantener ese enamoramiento para siempre. Pero ese enamoramiento es el descubrimiento de ti, ves reflejado en la otra persona lo que te gusta de ti.

Cuando empiezas a ver cosas en la otra persona que no te gustan, en realidad, son cosas que no te gustan de ti, en realidad son tus inseguridades. En realidad, las otras personas sólo actúan como espejos de nosotrxs mismxs.

>>
Así que cuando sufres, en lugar de apoyarte en la otra persona, en lugar de culparla, busca en tu interior qué debes cambiar en ti que no te gusta. No se trata de maltratar tu autoestima, se trata de querer las cosas, las circunstancias, las personas y a ti mismx tal y como eres. Con tus puntos fuertes y tus puntos flacos. Con todos tus antagonistas. No hay cosas ni personas buenas o malas. No hay buenos o malos sentimientos. Sólo hay un equilibrio que cada vez que se desequilibra va girando buscando de nuevo un equilibrio que está en un equilibrio inestable. Somos resilientes en mayor o menor medida, pero siempre encontramos nuestro equilibrio. El contacto con el exterior nos balancea o nos pone patas arriba, pero siempre encontramos cómo volver a nuestro equilibrio.

Si estamos tristes, simplemente lo necesitamos y no debemos huir de la tristeza. Debemos saborearla. La tristeza no es ni buena ni mala, sólo es tristeza y podemos disfrutarla.

Si estamos enfadadxs, simplemente lo necesitamos y no debemos huir del enfado. Debemos saborearlo. El enfado no es ni bueno ni malo, sólo es enfado y podemos disfrutarlo.

Si estamos eufóricxs, simplemente lo necesitamos y no debemos huir de la euforia. Debemos saborearla. La euforia no es ni buena ni mala, sólo es euforia y podemos disfrutarla.

Sólo SOMOS todo eso. Sólo SEAMOS.

Comentaris

A esto es a lo que llamo, no poner represas a lo largo del río. Tienes razón, debemos dejar fluir libremente nuestros estados, como el agua corriente. Del mismo modo, si mantenemos una relación con otra persona, debemos permitirle que fluya también. A mi actual pareja, con la que llevo felizmente casado 5 años, y aprendiendo de mis anteriores fracasos, le proporcioné un detallado plano “topográfico” de mi persona con curvas de nivel precisas y a una escala clara, para que visionara mis “accidentes geográficos” con idea de que supiera a qué atenerse y en qué terreno se metía. Ella, también con experiencias traumáticas en esto de las relaciones, hizo lo propio, y nos va de maravilla. Entre otras cosas, nos aceptamos y nos respetamos porque lo hacemos con nosotros mismos.
Tienes razón en eso de que nos vemos reflejados en la otra persona, y que cuando vemos en ella algo que no nos gusta, es porque no nos gusta de nosotros mismos. Para darse cuenta de eso hay que desprenderse del ego, que no es lo mismo que la autoestima. Los golpes de timón para corregir el rumbo de colisión los tienes que dar tú, y no esperar que la otra persona altere el suyo.
Se aprende contigo escaladora, y se constatan ideas que a veces uno tiene pero que necesita corroborar con alguien. Gracias.
Cris Pérez ha dit…
¡¡Me encantan las metáforas geográficas que utilizas!!

¡Yo aprendo cuando exteriorizo y comparto!
Pues sigamos exteriorizando y compartiendo, y acabaremos siendo sabios. Un placer.
Solo os leo...y trato de NO llegar a la conclusión de que la cagué, porque en realidad no sé si la cagué.
O estás bien con alguien o estás mal con alguien.
Cuando no llevas una relación muy satisfactoria contigo mismo, es fácil que tampoco la lleves con los demás.
Creo que eso me pasa...y voy dejando despojos a tutiplén.
Cuando levante la testa, espero no volver a caer al ver el campo yermo que dejé.
En fin, lo que ES, ES.
De todos modos, aunque esta teoría que traes, Cris, la he escuchado algunas veces, no creo que sea del todo cierta, pues si así fuera, una vez solucionados todos nuestros conflictos, nos valdría cualquier persona.
Hay algo más que se nos escapa que el simple y mecanicista hecho de arreglar nuestras taras como si de un coche se tratara.
Hay algo más espiritual y etéreo que se nos va de las manos y no controlamos.
El amor es una trampa que nos tiende la Naturaleza para procrear.
Cris Pérez ha dit…
No nos sirve cualquier persona. No tienes conversaciones interesantes con todo el mundo, no te ríes a carcajadas con todo el mundo, tampoco tienes sexo salvaje con todo el mundo, tampoco se te ilumina la mirada y te da un vuelco el corazón y el estómago con todo el mundo. No admiras a todo el mundo ni todo el mundo tiene la capacidad de sorprenderte.

Yo estoy enamorada de la vida, es una permanente fuente de sorpresas que cumple con todo Lo anterior. Me encanta! Aunque a veces sufra y no entienda nada, aunque muchas veces no entienda las relaciones ni a mí misma. No sé... No puedo describir el motivo, sólo la quiero y ella me quiere a mí!
Cris Pérez ha dit…
No me hagas mucho caso ahora mismo. Me he tomado un par de birras y sólo digo tolonterías. ;D
Con un par de birras el cerebro a veces se desembota y uno puede llegar a conclusiones muy interesantes, así que, sí te hago caso.
Todo eso que expresas pertenece más al mundo de lo no palpable. Obedece a esa parte de la que te hablo y que no entiende de mecanismos arreglados o estropeados.
Yo debo estar hecho de madera, porque no me pasa eso nunca...que alguien te dé un vuelco al corazón y al estómago.
Puede que no me fije bien...no sé.
Gracias, Cris.
Cris Pérez ha dit…
Víctor,

Estoy convencida de que la música sí consigue trasladarte a lo no palpable. Si existen cosas que consiguen darte un vuelco y hacerte olvidar de lo racional. Supongo que deben haber personas que también puedan conseguirlo.

Otra cosa es que quieras ser de madera o consideres que eres de madera y no permitas que agentes externos perturben tu resiliencia.

¡Un abrazo!
ha dit…
Yo no creo que el amor sea una trampa de la evolución para que nos reproduzcamos. Eso es el sexo, y es suficiente. No hace falta amor para la reproducción y en todo caso no incluiría el amor a amigos, gatos, padres, hermanos...

Entonces ¿qué es el amor? ¿de donde surge y para qué sirve? :)

Algún gurú dice que no es más que nuestra naturaleza, amor es lo que somos... solo eso. La vida es amor.

¿Quién sabe?

Respecto a las parejas y las relaciones más o menos buenas, supongo que al final es una cuestión de grados. Si eres lo suficientemente sabio puedes amar TODO, incluso al que te pega.

Pero del absoluto a lo menos, pasamos por todos los niveles, desde el que no puede amar nada ni nadie, a quién necesita alguien determinado para poder amarlo, etc...

Todo eso teniendo en cuenta además como a menudo confundimos amar con sexo, con ego, con posesión, etc...

Lo que es seguro es que no hay nada que cambiar en los demás ni nada que puedas cambiar en ellos realmente...

Puedes aceptar a esa persona tal como es, o mejor aléjate. Aún no estás preparado para esa relación. Quizá de lejos puedes amarla finalmente.

A mi el texto de Cris me ha gustado mucho :) aunque esta frase quizá si es demasiado blanco-o-negro:

"Cuando empiezas a ver cosas en la otra persona que no te gustan, en realidad, son cosas que no te gustan de ti, en realidad son tus inseguridades. En realidad, las otras personas sólo actúan como espejos de nosotrxs mismxs."

Yo diría más que eso que no te gusta de la otra persona pone a prueba tu capacidad de aceptar la realidad tal como ES. A veces aún no estamos preparados o simplemente nos apetece darnos la vuelta y seguir nuestro camino. En todo caso no hay nada que cambiar...
Creo que...al ser el hombre un ser racional, la naturaleza ha tenido que inventar el amor para que nos reproduzcamos...pues de lo contrario, si examináramos las consecuencias de tener descendencia, muchas veces negaríamos esa posibilidad.
El amor, bajo mi punto de vista, es una estrategia natural específica para que la Naturaleza consiga su propósito con el ser humano, racional...
Es más complicado engañarle y por tanto las armas a emplear han de ser más sutiles o espirituales.
Creo que...al ser el hombre un ser racional, la naturaleza ha tenido que inventar el amor para que nos reproduzcamos...pues de lo contrario, si examináramos las consecuencias de tener descendencia, muchas veces negaríamos esa posibilidad.
El amor, bajo mi punto de vista, es una estrategia natural específica para que la Naturaleza consiga su propósito con el ser humano, racional...
Es más complicado engañarle y por tanto las armas a emplear han de ser más sutiles o espirituales.
ha dit…
Hay muy poco amor en algunas concepciones... En otras hay mucho.

Además ¿inventa algo la naturaleza? ¿cómo? ¿en base a qué proceso?

No sé, lo desconozco, pero todo puede ser...

Aunque seguiría sin explicarse el amor a amigos, hermanos, mascotas.

Quizá tu razonamiento me encaja más si hablaras de enamoramiento en lugar de amor.

¿Ha inventado la naturaleza el enamoramiento para que el hombre no deje de reproducirse?

Quizá, aunque yo diría que la naturaleza no inventa nada.

Quizá lo inventó la sociedad... :)

Leí una vez que no existió el enamoramiento hasta que lo inventaron los poetas... Quien sabe, quizá somos de nuevo víctimas de las palabras que inventamos nosotros mismos... :)

Un abrazo
Pues no sé, la verdad.
Lo que cuento son meras elucubraciones sin base alguna. Una forma como otra cualquiera de tratar de buscarle un sentido a lo que quizás no tenga sentido.
Un modo de dotar a lo que nos rodea de cierto antropomorfismo para poder entenderlo...
Poesía abstracta...pero que a veces ayuda a entender.
Lo más desalentador (o quizá liberador) es que sé que esto probablemente sea así: una elucubración detrás de otra sin sentido.

Muás.
Cris Pérez ha dit…
道, no sé cómo diferencias el amor que sientes por gatos, amistades, familiares, de otro tipo de amor.

Para mí, en el amor no hay diferencias y es infinito.

Como dice Víctor, es una invención antropomórfica, y como digo yo, para dar explicación a nuestra forma de relacionarnos.

Enamoramiento, sexo, amor y reproducción son términos que se confunden con connotaciones diferentes.

El amor tal y como lo entiendo es de igual a igual, ya sea animal, planta, piedra, persona, agua, tiempo o otros conceptos.

Sobre la reproducción, puedo decir que a nivel biológico es el fin último del sexo. Aunque supongo que los animales para reproducirse no tienen sexo o quizá sea nuestra cultura quien nos diga que tener sexo es diferente que hablar con alguien. Los perros no dudan en tener sexo con cualquier perro o perra que se les cruce.

¿Será esa concepción cultural la que nos empuja a asociar enamoramiento, sexo, amor y reproducción?

Cuando te enamoras, tienes una vida sexual activa.

¿Querría todo ello decir que si eliminamos la cultura se pierde la noción de sexualidad? ¡Entonces me quedo con el morbo cultural!

Y ¿qué quiere decir enamorarse? ¿es algo químico? ¿cultural? Yo lo único que sé acerca del enamoramiento es que dejas de ser racional, fluyes. Supongo que mientras disfrutas de esa etapa, sufres una especie de iluminación parcial. No te cuestionas nada, simplemente disfrutas del momento. ¿Es eso lo que engancha del enamoramiento?

¡Cuántas dudas y reflexiones!

¡Gracias por compartir las vuestras y hacerme pensar!

¡Si tuviera el "Me gusta" lo pulsaría!
ha dit…
Cris, yo decía justo lo contrario de lo que comentas: que el amor no puede ser solo una estrategia reproductiva puesto que amamos también a seres con los que no tenemos ningún interés sexual, como mi gato. No hay varios tipos de amor, por tanto no tiene relación bi-unívoca con el sexo, sino estaríamos diciendo que yo tengo ganas de sexo con mi abuela, gato, padre, hermano... :)

Y si el amor es un invento antropomórfico entonces debo interpretar mal lo que sienten los animales por sus compañeros humanos...

Es posible, pero yo prefiero pensar que también nos quieren (sin sexo de por medio).

Luego sexo y reproducción sí van unidos en todo el planeta, sólo lo separan los seres humanos. Recomiendo el libro "El contrato sexual" para entender que es lo que ha cambiado en el hombre y que lo distingue en esto de los seres humanos.

No es cierto que un perro "se tira" todo lo que pilla al estilo de un ser humano, normalmente un perro solo intenta reproducirse con una hembra si esta tiene el celo, y así es casi todo el reino animal. El sexo es un intento de procreación siempre, excepto en el hombre. Lo cual no implica fidelidad ni lo contrario, hay especies fieles y otras no.

Ambas cosas (sexo y fidelidad) son estrategias de supervivencia de la especie y la evolución las ha adaptado en cada caso.

En el caso del ser humano la tendencia a la fidelidad se suele explicar antropomórficamente por la dificulatd de supervivencia de una hembra con niññoa sola, dado que el bebe humano es de los más indefensos y durante más tiempo que hay en la naturaleza.

Así si la supervivencia de ambos en la época de las cavernas dependía de un tercero (el hombre) hasta casi que el niño podía caminar, eso obligaba a una sociedad de parejas fieles, por la simple supervivencia de la especie. O como mínimo a sociedades con roles separados de cazador-cuidadora aunque no se mantuviesen parejas concretas.

Otro libro extremadamente recomendable sobre esto es "EL mono desnudo"

Salut!
Cris Pérez ha dit…
道,

Mi afirmación sobre el amor como invento o concepto antropomórfico no excluye que lo que el ser humano identifica como amor no lo puedan sentir otras formas no humanas.

Sobre tu afirmación:
"No es cierto que un perro "se tira" todo lo que pilla al estilo de un ser humano, normalmente un perro solo intenta reproducirse con una hembra si esta tiene el celo, y así es casi todo el reino animal." Esa afirmación no es cierta. ¿Nunca has visto dos machos (perro) enganchados? Yo muchas veces, no entiendo mucho de perros, pero sí he tenido algunos y te aseguro que he visto en muchas ocasiones relaciones de macho con macho.

Abordas la fidelidad desde una perspectiva biologicista y hay muchos otros factores que influyen en la fidelidad y su origen. No creo que antropológicamente se pueda clasificar la fidelidad debido al hecho que comentas.

Gracias por las recomendaciones de libros que comentas. Ahora mismo estoy redescubriendo mi sexualidad y cargándome tabús personales a partir de un documental muy interesante que os recomiendo. Al principio, es un poco pesado, pero a medida que avanza se hace muchísimo más interesante.

Llevo unos días transcribiendo algunos retazos y lo compartiré en Insoportable Mente Sostenible. (Coming soon!) El documental se llama La Luna en ti.

Entrades populars d'aquest blog

La omnipresencia de la pérdida: Kafka y la muñeca viajera

De Jordi Sierra i Fabra
Franz Kafka se encontró con una niña en el parque al que iba a caminar todos los días. La niña lloraba desconsolada porque había perdido su muñeca. Ayudó a la niña a buscar la muñeca, aunque no tuvieron éxito. Quedaron al día siguiente para seguir buscándola.
Como no la habían encontrado, Kafka inventó ser cartero de muñecas y le entregó una carta “escrita” por la muñeca donde le decía a la niña que no llorase su ausencia, que había salido de viaje a ver mundo: 
- "Te escribiré mis aventuras ." - concluía la carta.
Este fue el comienzo de muchas cartas. Cuando él y la niña se reunían, él le leía las cartas que escribía de aventuras imaginarias de la muñeca. La niña quedaba así consolada. 
Kafka se puso enfermo y tuvieron que poner fin a sus encuentros. Le regaló una muñeca con una carta. La muñeca obviamente era diferente que la muñeca original. La carta explicaba que los viajes la habían cambiado.
Años más tarde, la chica ahora crecida, encontró u…

¿Para qué sirve la mente?

De Eduard Gasset "El Scio. La medicina cuántica." la Eco

Para pensar, está claro, pero ¿para qué sirve pensar?
Pensar da sentido al mundo a nuestro alrededor. El cerebro puede ser observado, a semejanza de todo en el universo, como un sistema cuántico en el que trabajan multitud de redes neurales cuánticas en evolución, seleccionadas y sufriendo mutaciones basadas en su funcionalidad en relación a su interacción con sistemas perceptuales y motores, siempre determinado por las necesidades del organismo.

¿Hiperempatía?

Hiperempática: dícese de la persona que es empática en exceso. Asume los problemas de las otras personas como propios. A sus propios problemas, se le añaden los de la demás gente hasta la saturación y el sufrimiento extremo. Antepone gustos y derechos de otrxs a los propios.
Los actos egoistas son necesarios para el buen funcionamiento psicológico. Las personas empáticas se sienten culpables cuando hacen un acto egoista, ya que creen que su actitud es falsa y malintencionada.
De Silvia Luthor
En este enlace hay la interpretación de un test que puedes realizar en este otro para medir tu empatía.