dimarts, de gener 10, 2012

Vida espiritual

“Vivir la vida espiritual no significa huir de la Sociedad. La persona espiritualista puede vivir en la Sociedad, incluso debe vivir en la Sociedad, pero permaneciendo unido a la luz, a la sabiduría, para estar siempre a la altura de la situación. Porque si capitula, si flaquea espiritualmente, no sólo pierde su fuerza, su equilibrio y su autoridad, sino que deja de ser interesante para las demás personas.

Diréis: “Pero vivir entre las personas que no tienen las mismas aspiraciones y que no piensan como nosotrxs ¡es tan difícil!”

Sí, es difícil, pero no hay otra solución. Debéis vivir en sociedad, debéis amar a las personas, debéis trabajar con ellas, pero conservando siempre vuestro alto ideal, vuestra filosofía divina. Porque entonces seréis un centro, una fuente, un jardín, un vergel; no sólo tenéis todo lo que necesitáis, sino que poseéis asimismo los medios para ayudar a las personas que os rodean.”

Omraam Mikhaël Aïvanhov
>>

2 comentaris:

ha dit...

Curiosamente este finde tuve una conversación super interesante con C. sobre este tema.

Yo soy del mismo parecer e incluso Nisargadatta cuando un discípulo le dijo qué hacer respecto a esto él contesto: vuelve a tu casa (era de USA y estaba en la India), cuida a tu familia, trabaja cada dia y sigue mis enseñanzas allí.

Nisargadatta alcanzó la realización (si crees que tal cosa existe) tras tres años de trabajo interior en sus ratos libres mientras regentaba su tienda de tabaco en Bombay y cuidaba de su mujer y cuatro hijos...

Cris Pérez ha dit...

¿Sincronicidad?

Corrección

De Idries Shah, maestro sufí (1924-1996) La Sabiduría de los Idiotas Abdullah ben Yahya estaba enseñando a un visitante un manuscrit...