Ves al contingut principal

Parece que hable de coaching, pero en realidad habla de la vida

Completa en "La Vanguardia" Entrevista de Pere Ferreres (17/01/11)

Mar Meneses, coach de deportistas de élite asegura que "sus hábitos, miedos e inseguridades persisten y conviven con los resultados"

Nadie sabe nada. Esa es una premisa que nos recuerdan a menudo eminentes filósofos. A Mar Meneses le tienta ser una persona lo más instruida posible. Tiene un talento especial y un currículo profesional impresionante. Sabe de lo que habla. Parece que hable de coaching, pero en realidad habla de la vida, de conceptos que se olvidan con frecuencia. Mar Meneses siembra su vida de pequeños cambios. Su don es comunicar con la gente. Su voz es un susurro. En su mirada hay sensibilidad y crudeza. No es persona que viva del recuerdo. Las cosas sencillas nunca le han atraído, siempre apuesta por la mecánica del esfuerzo y la resistencia. (...) La autenticidad es su lema profesional. Mar Meneses ha creado una empresa de coaching para deportistas, que marcará su trayectoria y su vida. Esta mujer que contagia optimismo cree que la felicidad es una actitud que ha de transmitir a su entorno. Para ella, sólo vale la pena vivir para vivir.

¿Qué es una coach?
Una coach hace tomar conciencia, pone un foco de luz sobre la vida de la persona que tiene enfrente. Ella decide qué trabajar y le guío para conseguir sus objetivos. Si lo permite, trabajamos otros aspectos en paralelo. (...) Utilizo el coaching para preguntar, entender y ayudar. No escribo la historia, no juzgo.
>>

La vida está permanentemente en movimiento.
Siempre tenemos objetivos. Hay que disfrutar del momento actual sin pensar en el pasado.

¿Por qué se decidió por el coaching, después de ocupar cargos de responsabilidad en el mundo de la empresa?
Me encanta pensar cómo se transforma la sociedad y cómo estamos inmersos en esos sentimientos colectivos. También me gusta saber que puedes hacer cosas que permitan los cambios. No me considero sólo una observadora sino alguien que puede cambiar la realidad de la gente, mejorarla.

Usted cree que el coaching puede cambiar la vida de la gente.
Indiscutiblemente. El coaching te enseña que lo más sencillo a veces no lo podemos ver pero sí sentir. “Lo esencial es invisible a los ojos”, decía Saint – Exupéry.

¿La realidad no está fuera sino dentro de nosotros?
La tenemos en la cabeza, la tenemos en la mente. Por eso tienen tanta importancia las técnicas de autoconcentración, de autoconocimiento íntimo.

(...)
Mar. ¿Cómo se aguantan los golpes de la vida?
Sin dejar de crecer y de seguir nuestro camino. Hay que hacer camino siempre. El poeta Miquel Martí i Pol decía que todos los caminos son buenos para hacer camino. Luego la vida te pone en tu sitio y te dice lo que de verdad eres.

¿Qué tenía Miquel Martí i Pol de coach?
Tenía mucho, con la particularidad de que su poesía nos enseña que la memoria vertebra la creación. La poesía permite hacer verosímil un sueño.

(...)
Usted se dedica especialmente a los deportistas, gente que corre riesgos.
Hay muchos tipos de deportistas. Los hay que corren riesgos y cuando arriesgas a veces te equivocas. Es el precio para acertar.

¿Por qué le atrae el mundo del deporte?
Me gustan esxs adolescentes que tienen las cosas claras, falsamente claras muchas veces. Esxs jóvenes que aún se están buscando pero que van de cara. Sin olvidar que cuando la vida de deportista acaba, empieza una vida personal e igualmente retadora. Hay que estar preparado para ello.

(...)
Ganen o pierdan no dejan de ser ellos mismos.
La esencia de la persona permanece. Sus hábitos, sus miedos, sus inseguridades persisten y conviven con los resultados.

(...)
Un trabajo gratificante.
Hay que ser paciente, tolerante, resistente emocionalmente, saber generar emociones positivas. Hay que prepararlxs para que tengan momentos de felicidad. La sensación de logro puede ser extraordinaria.

Bill Shankly, mítico entrenador del Liverpool, decía que el fútbol no es una cuestión de vida o muerte, que es mucho más que eso.
Entiendo lo que quiso decir. Se sentía conectado con el fútbol, lo llevaba interiorizado en su mente, en su corazón. Yo veo el deporte como una actividad muy seria (...)

La vida es un milagro irrepetible.

(...)
¿Lo importante es creer en unx mismx?
Y ser auténticx, no querer ser lo que no eres.

¿Qué necesita para que su trabajo funcione?
Que la persona perciba que yo creo en lo que dice, que es leal a sus principios. (...) Hay que trabajar, es necesario activar mecanismos de motivación. El mejor consejo es no dar consejos.

(...)
Usted nunca promete nada. ¿En la vida es bueno tener ambición?
La ambición desmesurada es mala, pero la falta de ambición es peor. No hay que tener miedo, hay que tener coraje. Y saber que en la vida muchas veces si quieres conseguir algo importante tienes que desprenderte de algo importante. (...) Es conveniente huir de las posiciones extremas. En una sociedad democrática, pluralista, donde existen grupos en libre competición, con reglas del juego que deben ser respetadas, mi convicción es que tienen mayor posibilidad de éxito los moderados. Nunca prometo nada, es cierto. Yo ofrezco trabajo, no títulos.

Toda la historia está llena de altibajos.
Sí, pero lo normal es que se resuelvan. Platón dijo: “La vida consiste en aprender a vivir”.

Un día le preguntaron al pintor Antoni Tàpies si se había adaptado a los grandes inventos tecnológicos y contestó: “A mí que me den un lápiz y una goma”.
Con elementos muy sencillos se pueden decir cosas muy profundas.

(...)
Lorca escribió que sólo el misterio nos hace vivir.
El coaching trata de tener la cabeza despierta y de desentrañar misterios. La escucha activa es imprescindible.

¿De qué hablaría hoy con Thomas J. Leonard, el padre del coaching moderno?
Me gustaría dejar que fluyera la conversación. No tengo grandes preguntas para hacerle. Seguro que me diría mucho más si no le hiciese un interrogatorio. Thomas J. Leonard sabe mucho sobre el futuro y seguro que me explicaría cosas que aún no han llegado.

(...)
¿Se considera una filósofa del coaching?
No, no soy filósofa, aunque es verdad que el coaching tiene un componente cultural muy importante. Es toda una forma de entender la vida. El coaching es creación. Lo importante en un trabajo es poner el alma. Todo lo que se hace con emoción y deseo sale bien. El deseo es un poderoso motor del mundo. La mente y las emociones pueden darnos satisfacciones insospechadas. Después, ya veremos, la vida nos guiará.

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

La omnipresencia de la pérdida: Kafka y la muñeca viajera

De Jordi Sierra i Fabra
Franz Kafka se encontró con una niña en el parque al que iba a caminar todos los días. La niña lloraba desconsolada porque había perdido su muñeca. Ayudó a la niña a buscar la muñeca, aunque no tuvieron éxito. Quedaron al día siguiente para seguir buscándola.
Como no la habían encontrado, Kafka inventó ser cartero de muñecas y le entregó una carta “escrita” por la muñeca donde le decía a la niña que no llorase su ausencia, que había salido de viaje a ver mundo: 
- "Te escribiré mis aventuras ." - concluía la carta.
Este fue el comienzo de muchas cartas. Cuando él y la niña se reunían, él le leía las cartas que escribía de aventuras imaginarias de la muñeca. La niña quedaba así consolada. 
Kafka se puso enfermo y tuvieron que poner fin a sus encuentros. Le regaló una muñeca con una carta. La muñeca obviamente era diferente que la muñeca original. La carta explicaba que los viajes la habían cambiado.
Años más tarde, la chica ahora crecida, encontró u…

¿Para qué sirve la mente?

De Eduard Gasset "El Scio. La medicina cuántica." la Eco

Para pensar, está claro, pero ¿para qué sirve pensar?
Pensar da sentido al mundo a nuestro alrededor. El cerebro puede ser observado, a semejanza de todo en el universo, como un sistema cuántico en el que trabajan multitud de redes neurales cuánticas en evolución, seleccionadas y sufriendo mutaciones basadas en su funcionalidad en relación a su interacción con sistemas perceptuales y motores, siempre determinado por las necesidades del organismo.

¿Hiperempatía?

Hiperempática: dícese de la persona que es empática en exceso. Asume los problemas de las otras personas como propios. A sus propios problemas, se le añaden los de la demás gente hasta la saturación y el sufrimiento extremo. Antepone gustos y derechos de otrxs a los propios.
Los actos egoistas son necesarios para el buen funcionamiento psicológico. Las personas empáticas se sienten culpables cuando hacen un acto egoista, ya que creen que su actitud es falsa y malintencionada.
De Silvia Luthor
En este enlace hay la interpretación de un test que puedes realizar en este otro para medir tu empatía.