dimarts, de novembre 22, 2011

Aprender

Kaptchuk, Ted "Medicina china. Una trama sin tejedor" p. 13

"La superioridad y autoridad de la persona maestra no precisa tarimas. La maestra y la discípula se escuchan con atención. No se trata de la relación entre quien sabe y quien ignora, sino entre quien tiene un fino discernimiento y quien apenas distingue los grandes rasgos; entre quien conoce el terreno y la persona recién llegada. La maestra afina los sentidos de la alumna, la enriquece con nuevas percepciones, la guía por el pequeño cosmos del ser humano y le muestra qué resortes se deben pulsar para restablecer la armonía."

Empuja la vaca

Un sabio maestro y su fiel discípula paseaban por un bosque, mientras le explicaba la importancia de conocer lugares diferentes, visitar y ...