dijous, de setembre 29, 2011

Quietud activa: "Ámame cuando menos lo merezco, que es cuando más lo necesito"

Dicen que todo aquello que estamos buscando, también nos busca a nosotr@s y que si permanecemos quiet@s nos encontrará. Lleva mucho tiempo esperándonos.

Cuando llegue, no te muevas. Descansa. Ya verás qué sucede a continuación.

Ese estado de quietud no quiere decir parálisis. Es una quietud activa, como lo diría Krishnamurti. Transcribo unos párrafos del volumen 6 de "Obras completas. Años 1933-1967":
>>
"Nuestra mente se encuentra agitada porque tenemos problemas y para evitar los problemas aquietamos la mente. Ahora bien, la mente ha proyectado estos problemas, no hay problemas aparte de la mente; y en tanto la mente (...) practique cualquier forma de quietud, jamás podrá estar quieta. Pero cuando la mente se da cuenta de que sólo estando quieta hay comprensión, entonces se queda muy quieta. Esa quietud no es algo impuesto, (...) es una inquietud que no puede ser comprendida por una mente agitada.

(...) El encierro de la mente en una idea, o la evitación de personas que nos complican la vida, no generan quietud mental. La quietud, el silencio de la mente adviene cuando no hay proceso de aislamiento a causa de las acumulaciones, sino una comprensión completa de todo el hecho de la relación. (...) Las acumulaciones envejecen la mente, y sólo cuando la mente es nueva, fresca, cuando está libre del proceso de acumulación, sólo entonces, es posible que esté serena. Una mente así no está muerta, se halla muy activa. La mente quieta es una mente en extremo activa, pero si experimentan con ello, si lo investigan a fondo, verán que en esa quietud no hay proyección alguna del pensamiento. El pensamiento es, en todos los niveles, la reacción de la memoria, y jamás puede hallarse en un estado de creación. Puede expresar creatividad, pero el pensamiento en sí nunca puede ser creativo. Cuando halla silencio (...), veremos que en esa quietud existe una actividad extraordinaria, una acción extraordinaria que una mente agitada por el pensamiento jamás podrá conocer. En esa quietud, no hay formulación alguna, no hay ideas, no hay recuerdos; es un estado de creación (...)"

He transcrito más de lo que necesitaba para explicar las palabras del inicio, pero Krishnamurti es tan inspirador que no podía dejar sin transcribir partes esenciales de sus enseñanzas que me ayudan a entender su pensamiento de forma holística - no se puede entender de otra manera.

1 comentari:

Pekas ha dit...

Cuan cierta es esta frase... Me la apunto.. :-)) y me la aplico...;-)))

Empuja la vaca

Un sabio maestro y su fiel discípula paseaban por un bosque, mientras le explicaba la importancia de conocer lugares diferentes, visitar y ...