dimecres, d’agost 31, 2011

Las personas excepcionales

Llevo un tiempo relacionándome con personas excepcionales. Aparentemente normales: con miedos, problemas, dolores de cabeza o de barriga; pero, por un motivo u otro, llaman mi atención y destacan entre las otras. Me preguntaba qué las hacía diferentes, qué las transformaba en personas admirables y porqué acabamos buscamos su compañía.

Durante una caminata en Picos de Europa, me acerqué a una de esas personas y la observé detenidamente durante un mes. Llamó mi atención desde el principio, no sabía demasiado bien porqué. Escalando tenía miedo, sudaba al caminar y al finalizar el día olía mal. Pero tenía algo diferente, sonreía y animaba a todas las personas que se le acercaban. Cuando las personas a su alrededor hablaban, ella permanecía atenta, como engullendo y tratando de entender qué necesitaban. Era muy positiva, con una sonrisa siempre a punto en sus labios; pero a parte de eso no tenía nada más especial.

Al poco tiempo, me di cuenta que no sólo yo me había fijado en ella. Había más gente alrededor que la buscaba. Ella ni se daba cuenta de su singularidad y poco a poco, personas venidas de todos los puntos del planeta ya sabían quien era, como se llamaba y donde encontrarla. Eran pocos los momentos que se quedaba sola.

No entendía qué la hacía diferente. Muchas veces, ella se limitaba a escuchar. Pero en apariencia, absolutamente normal. Días más tarde de estar en su compañía, escuché una canción que me inspiró.

Os transcribo aquí la letra que me llamó la atención:

"Aquí no se trata de exigir,
se trata de vivir tu vida
y no temer tener que elegir.
Ya ves, lo tengo claro,
no sé porque coño te resulta tan raro.
Hay quienes no preguntamos,
simplemente nos lanzamos
agarrando al toro por los cuernos,
atreviéndonos a viajar por los tiempos,
en el recuerdo siempre llevamos a nuestros muertos
y dejamos amantes en cada puerto."


Corrección

De Idries Shah, maestro sufí (1924-1996) La Sabiduría de los Idiotas Abdullah ben Yahya estaba enseñando a un visitante un manuscrit...